Boca y River igualaron 2 a 2 en una apasionante final en La Bombonera

Con goles de Ábila y Benedetto, para el local, y Pratto e Izquierdoz, en contra, los protagonistas del superclásico regalaron una impresionante tarde de fútbol.

Boca y River juegan la primera final de Copa Libertadores

Con el arbitraje del chileno Tobar, Boca y River juegan la primera final de Copa Libertadores, que tiene varias ausencias, incluyendo la de Marcelo Gallardo, entrenador Millonario, que no pudo concurrir al estadio del Xeneize.

Entre los protagonistas, los que se perdieron la final de ida son Esteban Andrada, Emmanuel Más, Agustín Almendra y Edwin Cardona, en los locales, mientras que en el Millonario no estuvieron Leonardo Ponzio e Ignacio Scocco, ambos afectados por lesión.

Pratto, uno de los mejores de River en La Bombonera. Foto: NA

En la primera etapa, los visitantes se hicieron sentir en el campo de juego y tuvieron las chances más claras, pero se toparon con Agustín Rossi que tapó dos pelotas de gol en menos de 25 minutos. Sin embargo, el partido iba a cambiar con la lesión de Pavón (se hará estudios) y el ingreso de Benedetto.

En 10 minutos se partió el partido: tras un largo rebote de Armani, Wanchope Ábila puso el 1 a 0 parcial. La alegría duró poco para Boca, por que en la jugada siguiente, Pratto se filtró entre los centrales y con un remate cruzado venció al arquero rival para el 1 a 1.

Wanchope festeja el 1 a 0 parcial de Boca ante River. Foto: Twitter @CONMEBOL

Cuando todo parecía que se iba al empate al vestuario, Darío Benedetto, que tuvo un buen ingreso, conectó de cabeza un centro de Villa, colgando la pelota en un ángulo, haciendo imposible la estirada de Armani.

El complemento mostró un partido similar. River salió a buscar el partido pero Boca no se quedó atrás y hubo peligro en las áreas e Izquierdoz fue protagonista en ambas: primero, no llegó a conectar para el 3 a 1 y un minuto después peinó de manera involuntaria, dejando sin chances a Rossi para el 2 a 2 parcial.

Pratto va a buscar a sus compañeros para festejar el empate en uno. Foto: Twitter @CONMEBOL

A falta de 15 minutos para el cierre del partido, la polémica llegó a la cancha, cuando Santos Borré vio la tarjeta amarilla que lo deja afuera de la vuelta y en el reclamo a Tobar, lo insultó claramente. Ante el pedido de Pablo Pérez, el árbitro decidió no amonestar de nuevo al colombiano.

Las lesiones volvieron a adueñarse del banco de Boca. Salvo por el ingreso de Carlos Tévez, por Villa, Guillermo se vio obligado a cambiar a Leo Jara por una molestia y en su lugar ingresó Julio Buffarini para los últimos 10 minutos.

Benedetto, el goleador explosivo, que puso su sello en el Superclásico. Foto: NA

En el empuje final y ante el cansancio de los dos equipos, Boca tuvo la gran oportunidad en los pies de Benedetto. Con una gran habilitación, Tevez dejó solo al Pipa dentro del área pero Armani se agigantó y ganó el mano a mano, evitando su caída a falta de cinco minutos, cerrando así el 2 a 2 y dejando el partido abierto para la vuelta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *